Proyectos de Cooperación

2021 Los derechos humanos pertenecen a todos y todas

Para población de ascendencia haitiana en el sur de la República Dominicana.

  • País/Departamento/Provincia/Municipio: República Dominicana / Haití.
  • Bateyes ubicados en el Suroeste de la República Dominicana (comunidades vulnerables que, por tener ascendencia haitiana, son discriminados y violados sus derechos de una nacionalidad).
  • Fecha de inicio: 1 de diciembre de 2020. 
  • No se han recibido subvenciones con anterioridad para alguna fase de este proyecto. 
  • Continua con un proyecto anterior financiado por el Ayuntamiento de Gijón. 

Breve descripción del proyecto

Jurídicamente, los derechos humanos son un conjunto de derechos basados en un concepto fundamental, que es el concepto de la dignidad intrínseca de todo ser humano. 

La finalidad de los derechos humanos es preservar una esfera de libertad que proteja a los ciudadanos frente al poder político o al poder del estado y se plasma en fuentes nacionales, como la constitución nacional, o internacional, así como, en los tratados de carácter general o regional. 

Lo más importante es que los derechos humanos deben ser disfrutados por todos y todas, independientemente de su raza, credo, idioma, origen social o cualquier otra condición que vaya en perjuicio de este concepto. Los derechos humanos son un fundamento esencial para un concepto que es la PAZ. La paz ya no solo entendida como una ausencia de guerra o de conflicto, sino una paz que fomente los valores democráticos y los derechos humanos. 

  • No podemos hablar de una paz verdadera en un país que dice vivir en democracia, sino no hay un respeto a la vida, a la integridad, a la libertad que fueron llamados derechos de la primera generación. Pero de que serviría todo eso, si la persona no puede acceder a la alimentación, a la vivienda digna, a la educación, al trabajo que son llamados derechos de la segunda generación. 
  • No podemos hablar de una vida digna sin un derecho a la alimentación, que vamos a gozar de algunos derechos, pero no de otros, y universales que corresponden a todos los seres humanos. Pero hay otros derechos generales que deben de incidir sobre una población vulnerable que sus derechos sean protegidos, como; las mujeres, los niños/as, los discapacitados, los migrantes y los indígenas. 
  • La protección y garantía de los derechos humanos recaen en el Estado. Esta responsabilidad y protección están basadas en leyes y la constitución. Esto no significa que un estado deba o pueda hacer lo que quiere, para eso están los organismos internacionales que pueden intervenir solamente en caso de garantía cuando el estado se resista a actuar de manera civilizada y democrática. 

El “Derecho humano a la paz”, como lo establece en la “Declaración de Luarca”, hace especial hincapié en dos aspectos, a saber, el control de armas, como lucha contra la violencia, las mafias y el crimen organizado y la Defensa de la población que carece del derecho básico a una nacionalidad, caso de los dominicanos y dominicanas de origen haitiano que viven en bateyes por varias generaciones a los cuales se les niega el derecho de reconocérseles como ciudadanos dominicanos o dominicanas, dicha violación priva a hijos o nietos, personas indistintas de migrantes haitianos. La violación ha dicho derecho, nos referimos al derecho a una nacionalidad, impacta y vulneran otros derechos, como, acceso a la educación, a la salud, a una propiedad, al ejercicio al voto, movilidad, al acceso a un trabajo digno, entre otros. La actitud y política de las autoridades del estado dominicano están dirigidas a violentar el derecho de ciudadanos y ciudadanas, cuya población vulnerable, en su mayoría, residente en bateyes del sur de República Dominicana, desde hace décadas en condiciones inhumanas y sin acceso a mínimas condiciones de vida digna. A dichas poblaciones, se les niega y restringe su derecho a contar con documentos de identidad y de nacionalidad. 

El proyecto se inserta en la Agenda 2030 propuesto por la Organización de las Naciones Unidas y es un instrumento para impulsar un desarrollo en el marco de los derechos humanos. La Agenda es una propuesta para poner fin a la pobreza, reducir las desigualdades y hacer frente al cambio climático» incorpora una amplia gama de principios y normas de derechos humanos en todos sus objetivos. 

Objetivo general

Proyectar una gestión por resultados en la estrategia que asegure: por un lado, la identificación y definición de los problemas centrados en las personas y sus derechos humanos. 

El proyecto exige una participación permanente de sus actores, la intervención directa de las instituciones del Estado dominicano razonablemente consensuada y el intercambio de experiencias. La acción será ejecutada en la población residente en la región sur de la Republica dominicana 

Definir el objetivo específico

  • Elaborar un diagnóstico estratégico y de coordinación institucional con entidades del estado dominicano en la región sur de Republica dominicana. (Elaborar la conjunción entre los Tratados y Recomendaciones de organismos internacionales y valorar la Pre-Imagen de futuro de R.D. hacia el año 2030).
  • Elaborar una estrategia y monitoreo de las acciones desarrolladas por instituciones del Estado dominicano (Revisión y monitoreo de políticas públicas y sus implicancias).
  • Ejecutar actividades de contacto y diálogo inclusivo entre representantes de instituciones públicas y actores directos. 
  • Implementar mecanismos de participación en la población objetivo, con enfoque de género. 
2021 Programa de Ayuda Humanitaria para intervención en Barahouco, Republica Dominicana 

1. Identificación

La pandemia mundial que afecta al mundo en su totalidad, COVID 19. Además de las consecuencias sanitarias que trae para los ciudadanos y los países están las consecuencias socioeconómicas que están castigando a una gran parte de la población y una vez mas afecta con más virulencia a las poblaciones más vulnerables y empobrecida de los países.  

Uno de los grupos que vive en situación de mayor vulnerabilidad en República Dominicana son las familias que habitan en los bateyes que están extendidos por todo el país. Específicamente de la región suroeste del país.      

Desde el 2007 el  IPEC ha trabajado en varias ocasiones con los habitantes de los bateyes en la zona más empobrecida de la Región Sur del País, los cuales son discriminados por sus orígenes; esta situación se acrecienta cuando el Tribunal Constitucional en el año 2013 emitió la sentencia 168 donde estableció que solo se consideran dominicanos a las personas nacidas en territorio dominicano de padres dominicanos o residentes legales dejando en una situación de ilegalidad a la población haitiana que residía en la República Dominicana. Esta situación se agrava aún más para los descendientes de haitianos que ocupan los bateyes. 

A la situación de crisis en la que están acostumbrados a vivir estos “emigrantes” (sus padres llegaron hace 100 años en búsqueda de empleo y ellos nacieron en territorio dominicano) se suma la crisis actual que está generando el COVID 19 en la población mundial. El Gobierno Dominicano ha creado fondos de emergencia para paliar a la población más vulnerable del país, pero los habitantes de estos bateyes no pudieron acceder a estos fondos.  

2. Descripción del contexto de la población beneficiaria, la zona y el país

La República Dominicana, está situada en América Central, tiene una superficie de 48.670 Km2. La población es de 10.266.000 personas, con una densidad de población de 211 habitantes por Km2.  Su capital es Santo Domingo y su moneda Pesos dominicanos. 

República Dominicana es la economía número 68 por volumen de PIB. Su deuda pública en 2018 fue de 36.568 millones de euros, con una deuda del 50,46% del PIB. Su deuda per cápita es de 3.562€ euros por habitante. 

La última tasa de variación anual del IPC publicada en República Dominicana es de marzo de 2020 y fue del 2,4%. 

El PIB, en 2018, fue de 7.071€ euros, con el que se sitúa en el puesto 80 del ranking y sus habitantes tienen un bajo nivel de vida en relación al resto de los 196 países del ranking de PIB per cápita. 

Como el resto de los países del mundo está afectado por la pandemia mundial del COVID 19 lo afecta al sistema sanitario y con lleva consecuencias socio económicas en toda la población ya que gran parte de la misma se encuentra dentro de la economía informal y las medidas de confinamiento generan un gran impacto en sus economías y les impide mantener sus necesidades básicas cubiertas.   

Las provincias sobre las que está planteado el proyecto son Independencia y Bahoruco, ambas fronteras con Haití.  

Según la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), en Barahona el grado de hacinamiento de las personas es de 37% y el de hacinamiento extremo (viviendas con más de cuatro personas por habitación) es de 13%. En Independencia se vive en condiciones de hacinamiento y de hacinamiento extremo en el 32% y el 12% de los hogares, respectivamente. En Barahona, el 47% de las familias vive en casas alquiladas o cedidas, en tanto que en Independencia este indicador es 42% y en Bahoruco, 36%. En esta última provincia, el 64% de las familias posee una vivienda propia. 

Las condiciones de salud de los habitantes de Barahona y municipios aledaños son inferiores a la media nacional, especialmente en niños. Según la Encuesta Demográfica y de Salud 2007 (ENDESA 2007), el 10% de los niños menores de 5 años sufrió síntomas de infección respiratoria aguda (la media nacional es 7%).

El 0.6% padeció síntomas de tuberculosis (la media nacional es de 0.5%). La situación de la zona es de mucha vulnerabilidad y cada vez más se agrava por la falta de voluntad política de que la situación mejore en la zona y la discriminación existente.  

La zona de intervención son 8 bateyes que se encuentran en las provincias de Independencia, Barahona y Bahoruco, frontera con Haití, en la que encontramos unas 1800 viviendas en las que se estima una población de aproximadamente 11.000 habitantes. (Anexamos mapas). 

Proceden de las familias haitianas que emigraron a dominicana y que se asentaron en las zonas limítrofes. En la actualidad viven las familias más pobres. La mayoría de ellos viven de una economía de subsistencia trabajando como jornaleros en las compañías azucareras, trabajan la tierra empobrecida o se dedican al cuidado del ganado, motoconcho, ventas ambulantes, ventas de carbón. Aquellos que tienen unas mejores posibilidades montan pequeños negocios que apenas les permite vivir. El ingreso promedio de las familias de unos 8.000 pesos (aproximadamente 130 euros).  

Existe una industria azucarera en la zona que ofrece mano de obra temporal y se ocupan en ella en la temporada de corte de la caña de azúcar. 

3. Objetivos específicos del proyecto

Dado que el proyecto persigue: Realizar ayuda de emergencia a las familias que viven en los bateyes de la zona sur de República Dominicana en el contexto de la crisis del COVID 19.  

4. Tenemos como objetivos específicos 

  • Entregar a las familias que viven en los 8 bateyes seleccionados una canasta básica de alimentos de emergencia para paliar la situación del COVID 19 para al menos 90 días.  
  • Proveer a las familias de semillas básicas que les permitan a un corto tiempo contar con huertos comunitarios (hortalizas), que les provea de verduras.     

5. Descripción de las actividades

  • Adquisición de los alimentos y semillas.  
  • Establecer los puntos de encuentro y distribución de alimentos y semillas.  
  • Seguimiento y visita a las familias.   
  • Establecimiento de acuerdos (mecanismos de funcionamiento) con las comunidades para determinar el lugar donde se instalarán los huertos comunitarios.    
  • Seguimiento de los huertos comunitarios en cada comunidad. 
2018/19 Proyecto “Promover la participación social como estrategia para garantizar los derechos de los ciudadanos y ciudadanas de cinco bateyes ubicados en la provincia de Bahoruco, República Dominicana, en pro del fortalecimiento de la sociedad civil”

Como parte de su acción de cooperación en su periodo 2018-2019. Auspiciado por el Ayuntamiento de Avilés.   

Población beneficiaria

El programa se compone de seis cursos formativos. 

La población beneficiaria y perjudicada en el proyecto, es aquella que reside en bateyes 4, 5, 6, La Cuchilla y Santa María, en zonas aledañas, inclusive, aquella que trabaja en el “Consorcio Azucarero Central” CAC del Ingenio Barahona, y en actividades de siembra de plátano y hortalizas. En general, se trata de mujeres y hombres de condiciones de pobreza y muy vulnerables, y jóvenes menores de 35 años en su gran mayoría. Beneficiarios directos de talleres, días de campo, entrevistas y charlas: 200 familias (1.000 pp.) 

Resumen del proyecto

El presente proyecto procura promover y fomentar la participación de la población dominicana de ascendencia haitiana que reside en los bateyes 4,5, 6, La Cuchilla y Santa María de la provincia de Bahoruco, Barahona. 

 Se estableció un plan de acción que posibilita garantizar el respeto al derecho de las personas, logrado a través de una participación activa de ciudadanos y ciudadanas como acción de respuesta en la construcción de la sociedad civil. Para ello se han estado capacitando líderes y lideresas comunitarios con el objetivo de fortalecer las organizaciones de la sociedad civil, dando paso al compromiso de los jóvenes en la asunción de cargos de responsabilidad en sus juntas Directivas.  

Se elaboró una encuesta de población en la que se analizaron los principales retos, debilidades y fortalezas de la población beneficiaria con el objetivo de elaborar un Plan Estratégico de acción a corto y medio plazo, que facilitara: 

  1. Incrementar de la vocería e incidencia política en defensa de la población existente en la comunidad, 
  2. Generar y promocionar la interculturalidad entre la población existente en los bateyes, y con trabajadores de la caña y las instituciones públicas ubicadas en esas comunidades. 

Se ha creado una red de asociaciones de la sociedad civil con el objetivo de mejorar la organización de las comunidades en la denuncia y lucha por sus derechos. 

2018/19 Proyecto Mejora de las condiciones sanitarias y medioambientales en los bateyes de las provincias de Barahona, Bahoruco e Independencia. República Dominicana.

Población beneficiaria

Beneficiarios directos: 5.480 personas (51% mujeres, 32% de jóvenes y 17% hombres), entre 0 y 65 años (contemplando a las niñas/os de las familias beneficiarias). 

Los beneficiarios indirectos son 425 personas familiares de los comunitarios que residen en la zona. Se trata de población con escasos recursos y aproximadamente un 60% en pobreza extrema. 

Resumen del proyecto

La presente propuesta de intervención del proyecto está referida a la participación de diez (10) comunidades rurales de las provincias de Barahona, Bahoruco e Independencia de República Dominicana, cuya población está conformada en su mayoría por poblaciones de dominicanos de ascendencia haitiana y/o son haitianos en situación de inmigrantes en proceso de regularización, a los cuales se quiere mejorar su actual nivel de vida, considerando la exclusión a que han sido sometidos por autoridades dominicanas a través de muchos años. 

Los componentes del programa fueron

Mejorar las condiciones de salud de la población con la eliminación de excretas mediante un proceso de letrinización, garantizando un ambiente sano acorde a su condición humana. Toda la propuesta ha demostrado un alto ingrediente de sostenibilidad, para lo que ha sido esencial la capacitación en organización y participación social, potenciación y empoderamiento de las organizaciones para garantizar la permanencia del sector y la incidencia de estas en el sector oficial. 

2019 Proyecto “Migración, derecho a la nacionalidad y lucha contra la violencia en República Dominicana y Haití”

Octubre de 2019. Asesoramiento legal de las personas que quedaron excluidas de la nacionalidad y/o residencia dominicana por no ser hijos de dominicanos.   

Desarrollar un programa de formación en derechos humanos, especialmente en temas de migración y lucha contra la violencia.

Se plantea una doble intervención:

  • Una dirigida a la ONG y colectivos que trabajan en migración y DD.HH. Por otra, en formación del profesorado y talleres con escolares, para lo que se producirá un material. Con estas intervenciones se trata de sensibilizar a los agentes que intervienen directamente con la población.
  • Seguidamente se plantea llevar a los medios de comunicación la campaña, por lo que se plantean talleres con comunicadores para que se hagan eco de la misma. Se inicia un debate con la sociedad civil sobre el derecho humano a la paz que tiene como fin una sesión de trabajo con diputados para promover una iniciativa del derecho humano a la paz.

A lo largo de todo el proceso se producirá la intervención en asesoría sobre naturalización y derecho a la ciudadanía de los hijos de migrantes haitianos nacidos en República Dominicana. 

2019 Programa de Capacitación para agentes del desarrollo y personal de las entidades sin ánimo de lucro en República Dominicana. Fase II.

Con el incremento masivo de organizaciones no gubernamentales y toda clase de entidades públicas y privadas sin ánimo de lucro, encontramos la necesidad de formación continua y capacitación de esta parte del tercer sector para garantizar la calidad de los servicios prestados.

Con este programa se pretende seguir formando a los actores de la cooperación, fomentando la calidad, la transparencia y la eficacia de los servicios prestados en el marco de sus ONL, haciendo especial hincapié en la gestión de programas y proyectos, en el desarrollo local, en los métodos alternativos de resolución de conflictos y el derecho humano a la paz. El programa se compone de seis cursos formativos. 

2017 La multiculturalidad: para reducir los prejuicios contra población dominico-haitiana, Batey Isabela y el Batey 6, Santa Bárbara, Municipio de Neyba. 

El presente proyecto procura reducir las actitudes, prejuicios y actos xenófobos en contra de la población dominicana de ascendencia haitiana que reside en el batey Isabela y 6, perteneciente a la provincia de Bahoruco, mediante el incremento de las acciones legales con el fin de garantizar el respeto a los derechos de las personas asentadas en el batey Isabela y el batey 6 y otras zonas circundantes; el incremento de la vocería y monitoreo por acciones xenófobas, en contra de la población existente en la comunidad; y la promoción de la multiculturalidad entre la población existente en el batey Isabela y el batey 6, en la sede de escuelas públicas, entre la población dominicana existente, en el ámbito laboral de la empresa Ingenio Barahona, entre otras áreas, y diseño y edición del libro “La multiculturalidad, como forma de reducir la xenofobia”. 

2017 Fortalecimiento del tejido asociativo a través de la formación de miembros de las entidades sin ánimo de lucro en República Dominicana. Fase II.

Con el incremento masivo de organizaciones no gubernamentales y toda clase de entidades públicas y privadas sin ánimo de lucro, encontramos la necesidad de formación continua y capacitación de esta parte del tercer sector para garantizar la calidad de los servicios prestados. Este programa profundiza en la formación de los actores de la cooperación fomentando la calidad, la transparencia y la eficacia de los servicios prestados en el marco de sus ONL, haciendo especial hincapié en los métodos alternativos de resolución de conflictos en el trabajo con y en las organizaciones, y en el empoderamiento de la mujer dentro del trabajo en las entidades no lucrativas.

2017 Alternativa económica y organizativa para familias de FEDECARES a través de la renovación de cafetales y el impulso de la seguridad alimentaria en la Región Sur de República Dominicana

La propuesta de intervención del proyecto se centrará en 5 núcleos de la federación, en los cuales se quiere mejorar los ingresos de los socios y fomentar la incorporación de jóvenes y mujeres a la toma de decisiones y a la dirección de las pequeñas explotaciones caficultoras de la zona, así como a su participación en la vida social y comunitaria.

Los componentes de la propuesta son:

a) la repoblación de las fincas cafetaleras con la introducción de variedades de café con alta productividad, resistentes a plagas y enfermedades.

b) Definir la participación de la mujer en la cadena productiva de café, en la toma de decisiones y en la participación social, elaborando planes y estrategias para mejorar la equidad de género en las comunidades cafetaleras.

c) Desarrollo y fortalecimiento de capacidades de los productores y productoras.

d) Mejorar la seguridad alimentaria de las familias. Toda la propuesta esta visualizada con alto ingrediente de sostenibilidad, para lo que es esencial la capacitación en organización y participación social, potenciación el empoderamiento de las organizaciones para garantizar la permanencia del sector y la incidencia de estas en el sector oficial. 

2016/17 Proyecto Fortalecer los niveles operativos de las familias cafetaleras de la Región Sur de República Dominicana

Mediante la recuperación de fincas, el desarrollo de capacidades y mejoramiento de las buenas prácticas de manufacturas, con enfoque de género y Derechos humanos. 2016-2017. Financiado por el Ayuntamiento de Gijón.

2016 Fortalecimiento del tejido asociativo a través de la formación de miembros de las entidades sin ánimo de lucro en República Dominicana
2015/16 Proyecto incrementando la capacidad operativa y organizativa de los pequeños productores/as de café de la Región Sur

Mediante la capacitación, el apoyo a la producción y la mejora de infraestructuras de FEDECARES. 2015-2016.  

Con la ejecución de la presente propuesta se pretende incrementar la capacidad operativa, organizativa y productiva de los pequeños/as productores de café de los 16 núcleos de FEDECARE.

Para conseguir este objetivo se trabajará la capacitación de representantes de los núcleos, la evaluación participativa del plan estratégico 2011-2016, evaluación participativa del POA 2016-2017, elaboración participativa del plan estratégico 2016-2020 y el plan operativo 2016-2017, la conformación de un equipo de catadores con vistas a mejorar la venta tanto nacional como internacional del café producido y la mejora de infraestructuras en el centro de procesamiento de café y del centro de capacitación de la organización.

Se abordara la mejora de los procesos productivos y de seguridad alimentaria de los/as socios/as a través de la entrega de semillas y plantas de café.